El Principado pide que en hora punta el tren circule de Oviedo a Gijón en dieciocho minutos

El director general de Infraestructuras quiere una de esas lanzaderas cada 12 minutos y anuncia 630 millones para arreglar carreteras hasta 2030

Sobran carreteras en Asturias? «Tenemos un ratio de vías por kilómetro cuadrado que es un 20% superior al de España y muy superior al de la Unión Europea», concedió ayer José María Pertierra de la Uz, director general de Infraestructuras del Principado. «Eso no significa que tengamos una red suficiente; hay un gran desequilibrio, con una mayor densidad de autovías en el área central y un gran déficit de accesibilidad en las zonas alejadas», matizó. Alrededor del 12% del territorio sigue a más de media hora de viaje de una autovía. Esas ‘zonas de sombra’ están en el suroccidente y en la zona de Picos de Europa.

En su conferencia en el seminario Gerardo Turiel, que organiza Mijares Abogados y retransmite ELCOMERCIO.es, Pertierra de la Uz propuso resolver esa situación con dos ejes norte-sur en ambas alas. Hacia el occidente «la conexión Canero-La Espina-Cangas de Onís y conectando con la A-6 a través de Ponferrada». En el occidente «la conexión de la autovía del cantábrico con ArriondasCangas de Onís y por la carretera del Pontón conectar con Castilla y León».

Estos dos ejes no solventarían todos los problemas. «Los ciudadanos de Cangas del Narcea tardan más de una hora en llegar al Hospital de Jarrio, casi es preferible ponerles un helicóptero que llevarles por carretera; hay que articular una vía que aproxime esa gran zona a Navia», señaló. En el corredor del Nalón los planes del Principado pasan por prolongarlo «hasta Pola de Laviana; hay zonas ya con más de 20.000 vehículos al día lo que por cuestión de seguridad hay que hacerlo».

El director general de Infraestructuras abordó también la ampliación de la ‘Y’ con un tercer carril, proyecto que el Ministerio de Fomento tiene en estudio. «Es necesario aprovechar para conectar con la AS-II en el alto de Robledo», indicó. De esta autovía autonómica entre Oviedo y Gijón negó que estuviera infrautilizada: «Tiene entre 18.000 y 31.000 vehículos al día en función del tramo, eso es casi mil coches más al día que el tramo Tordesillas-Villalpando y no lo comparo con Gijón-Villaviciosa». El primer ejemplo tiene un tráfico de que ronda las 17.000 circulaciones diarias; el segundo, no pasa de los 26.000.

El ingeniero admitió que la urgencia de ampliar la ‘Y’ puede matizarse si fructifica una de las propuestas hechas al Ministerio de Fomento: «En las horas punta, nuestro plan de infraestructuras apuesta por lanzaderas que unan Oviedo y Gijón en tiempos de viaje de 18 minutos, y con frecuencias cada 12 minutos». Sería una alternativa ante la cual «el coche no es competitivo». Por ahora el departamento que rige Íñigo de la Serna se ha limitado a anunciar un incremento de frecuencias entre Oviedo y Avilés.

Baches pendientes

En lo que atañe a su cartera, Pertierra de la Uz recordó que ese Plan autonómico de Infraestructuras 2015-2030 contempla la mejora o ensanche de 636 kilómetros de carreteras, lo que exige 300 millones. «Parte de la red autonómica proviene de la extinta Diputación y ahora hay que adaptarla a unos ciertos canones geométricos», comentó. El proyecto contempla también 330 millones para arreglar otros 3.340 kilómetros, lo que supone el 79,7% de toda la red de la que es responsable la administración regional. «La conservación siempre fue mi pelea», dijo. De momento ha logrado dedicar a ella más de la mitad del presupuesto de carreteras.

«Uno de cada cuatro accidentes en la red es por atropello de fauna y nos preocupa», confió. El director general aseguró que los jabalíes ya no rompen los cierres puestos en las autovías «pero se nos cuelan por los enlaces; estamos estudiando qué medida podemos adoptar ahí», dijo.

Fuente: El Comercio

ALSA pide más ayudas al transporte de viajeros para reducir el uso del coche.

Su vicepresidente insta al ministerio a subvencionar «tarifas razonables» en la región, agilizar el plan de mejora de las cercanías y poner carriles bus-vao.

El 74% de los viajes en Asturias se hacen en coche privado, algo que es «insostenible en términos de ordenación, sostenibilidad y seguridad» y menos si se compara con otras áreas metropolitanas, según comparó Javier Carbajo de la Fuente, vicepresidente de ALSA. En Roma, el vehículo privado protagoniza el 50% de los desplazamientos, en París es el 39%, en el Gran Londres el 37%, mientras en Madrid y Berlín suponen el 31%, demostró. «Es necesario rebajar la cuota del transporte privado a la mitad en diez años», dijo. Para ello, esbozó un plan ayer en el seminario Gerardo Turiel, celebrado por el despacho Mijares Abogados, en Oviedo.

La compañía de transporte de viajeros estima que en la región Renfe recibe una subvención de 5,49 euros por cada pasajero que va en cercanías de ancho ibérico o métrico, mientras el bus urbano tiene un apoyo de 0,65 euros y en el interurbano la subvención es de 0,4 euros. Carvajo de la Fuente solicitó «equidad» en las compensaciones pero evitó hacer del ferrocarril su adversario. «El área metropolitana de Asturias, pese a su volumen, no recibe aportaciones del Estado, mientras que en Madrid el Gobierno central da una subvención de 19,7 euros por habitante y en Barcelona, 19,9. Han creado esa excepcionalidad pero en un momento en el que se habla de incrementar la seguridad del transporte y descarbonizarlo, tendrían que mirar a Asturias como un foco que necesita apoyos», dijo.

El vicepresidente de ALSA también fue crítico con el Principado. Según recordó, el Consorcio de Transportes tiene un presupuesto de 46,8 millones de los que «dieciocho los ponen los propios viajeros, y diecinueve es del transporte escolar; si quitas esas cantidades se está gastando menos de diez millones en movilidad». El resultado es que «no hay suficiente incentivo en los precios que se ponen». Incrementar las ayudas públicas al transporte público permitiría «tarifas razonables» que redundan en la economía: «En Madrid en 40 minutos te mueves a un precio razonable para mantener un empleo con salarios que no son los de antes y que no dan para un vehículo privado».

Además del precio, Carbajo de la Fuente apostó por reservar al bus carriles específicos en los accesos e interior de las ciudades. «Al vehículo privado necesariamente hay que ponerle restricciones», indicó. ALSA ve con buenos ojos el plan de cercanías de 580 millones anunciado para Asturias pero cuestionó que se ejecutaran «a nueve años; hacen falta medidas a corto plazo».

Fuente: El Comercio

«El ‘tercer hilo’ para la variante es una buena solución», cree el exdirector de FCC

Avelino Acero asegura «sentir envidia de cómo se moviliza la sociedad civil en otras partes de España por la alta velocidad»

Avelino Acero, quien fuera durante años director general de la constructora FCC y actual vicepresidente del Foro Jovellanos, ofreció ayer una conferencia sobre la situación del tren de alta velocidad y las cercanías en Asturias. El ingeniero de Caminos, que participó en Oviedo en un foro organizado por Mijares Abogados, reconoció como asturiano sentir «envidia de ver cómo la sociedad civil se moviliza en otras partes de España por conseguir la alta velocidad». El conferenciante trazó comparaciones con el caso del Corredor Mediterráneo. «Allí está movilizada la sociedad civil empezando por los empresarios catalanes, valencianos, murcianos y andaluces y son capaces reunir a más de dos mil personas en Madrid en el Ifema para reclamar el ancho de vía internacional para un corredor de 1.200 kilómetros», destacó el conferenciante.

En contraste con la situación del Corredor Mediterráneo, lamentó que «nosotros los asturianos somos mucho más modestos, queremos el ancho internacional de 70 kilómetros entre León y Pola de Lena, nos ponen pegas completamente y, por supuesto, la sociedad civil y los empresarios están silentes». De hecho, remarcó que «en Asturias creo escuchar más voces pidiendo quedarnos en el siglo XIX que pasar al XXI».

Acero opinó que «el ‘tercer hilo’ para uno de los túneles de la variante es una buena solución», si bien pidió que sea «pasajera y que en el menor plazo posible se haga un programa que conduzca a la transformación total de la red en ancho europeo». Para el exdirector general de FCC poner vía de ancho internacional en la variante de Pajares tiene una importancia estratégica por varios motivos. «El primero de todos, porque en Asturias no queremos ser diferentes a los demás, queremos ser como los demás», subrayó. «Es interesante también para que las mercancías puedan llegar y salir de Asturias en unos tiempos mejores, para que podamos con nuestros trenes salir a Europa».

«Una infraestructura como la del túnel del metrotrén hay que ponerla en servicio» «En Asturias escucho más voces pidiendo quedarnos en el siglo XIX que pasar al XXI»

Respecto al reciente anuncio del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de la llegada de un tren de alta velocidad a Asturias para finales de 2020, hizo su propia valoración. «Nos dice que para esa fecha, Oviedo y Madrid (446 kilómetros) quedarán unidos por ferrocarril en un tiempo de 2 horas y 56 minutos. No me parece un gran tiempo, pero no voy a entrar en comparaciones con otros trayectos para no alimentar esas depresiones a las que somos tan aficionados aquí», comentó. «De acuerdo con lo adelantado por el ministro, la velocidad media obtenida es de 152 kilómetros hora. Si estamos hablando de tren de alta velocidad, esta velocidad es la de un tren convencional actual -moderno, eso sí-, pero de alta velocidad no debemos hablar para no confundir a nadie», remarcó.

«No debería ser muy complicado mejorar este tiempo si actuáramos en León-La Robla y terminásemos León-Valladolid. Dicho esto, yo no discutiría mucho estos tiempos si se concretan unos plazos razonables para la transformación de toda la red al ancho europeo», señaló. «En ese momento, y ya con toda la superestructura acabada, Madrid y Oviedo podrían quedar en el entorno de las dos horas y veinte minutitos. Y Gijón en las dos y media», apostilló.

Bombeo del agua del túnel

Respecto al metrotrén de Gijón, Acero afirmó que «no se entiende tener una infraestructura así construida y no ponerla en servicio». Para el vicepresidente del Foro Jovellanos no puede servir de excusa que la galería subterránea se encuentre anegada por falta de mantenimiento para no actuar en ella. «Habrá que hacer una estación de bombeo, sacar el agua y después poner la superestructura ferroviaria si es posible con una inversión que no sea demasiado costosa», defendió el técnico, al tiempo que recordó lo sucedido con el tren suburbano de Madrid.

Explicó que la capital de España «pasó en tres legislaturas de una red de metro de 100 kilómetros y 100 estaciones a una red de metro de 300 kilómetros y más de 300 estaciones. Es impresionante y esto se ha hecho en España porque había la decisión política de hacerlo y también había dinero», concluyó.

Fuente: El Comercio

El Foro Jovellanos insta a los grandes empresarios a apoyar el Corredor Atlántico

García-Arango rechaza tener «las infraestructuras de adorno, ver si falta algo y pedir de forma airada el cromo que no está para justificar nuestra inacción»

Hace un año el Foro Jovellanos se planteó una estrategia para acelerar la ejecución de los ejes ferroviarios que conectan los puertos de Galicia, Asturias y Cantabria. Tocaba armar un frente, similar a Ferrmed, el grupo de presión que reclama en Madrid y Bruselas que los fondos se concentren en culminar el Corredor Mediterráneo. Aquel empuje dio forma a una Plataforma Logística que están gestionando las patronales empresariales, «con prudencia, frugalidad y mínimo gasto». Así lo señaló ayer el presidente del Foro Jovellanos, Ignacio García-Arango Cienfuegos-Jovellanos, para reclamar que «toda la sociedad se una para luchar por nuestro futuro común, y eso solo se hace a lo grande».

El exingeniero jefe de la Demarcación de Carreteras reclamó medios, estudio y «dinero, pues las guerras se ganan, como dijo Napoleón, con dinero, dinero y dinero». Para evitar que todo caiga en «la derrota y la melancolía», en nombre del Foro Jovellanos solicitó que la Plataforma «sea encabezada por los grandes empresarios, que la doten y apoyen en sus actos».

García-Arango recordó que Ferrmed está teniendo éxito en parte porque en sus actos se sitúan, en primera fila, «gentes como don Francisco Roig y don Vicente Boluda. Nuestros líderes deberían poner un poquitín de su poder y de su dinero» en una empresa que «a medio plazo tendrá beneficios» para todos.

Reclama un «empuje» a los accesos de Gijón y Avilés y «buscar nuevos caminos» para El Musel

El llamamiento lo realizó el ingeniero en la conferencia que abrió el seminario Gerardo Turiel, organizado por Mijares Abogados, y que en este curso pondrá el acento en las infraestructuras de la región. La charla de García-Arango trató sobre las comunicaciones actuales y Jovellanos, un prócer que, recordó, «quería las infraestructuras como un factor que coadyuvase al progreso económico y nosotros debemos aprovechar lo que tenemos para progresar, no para tenerlas de adorno, mirarlas, ver si falta alguna y para justificar ante nosotros mismos nuestra inacción reclamar después, más o menos airadamente, el cromo que falta».

«Si uno se instala en el círculo vicioso de la autocompasión por los agravios ajenos, se naufraga en la esterilidad, que es todo lo contrario del comportamiento racional que preconizó Jovellanos», consideró. Si el ilustrado levantara la cabeza, entiende su descendiente que «se reiría un poco» al comprobar que hay quien quiere mantener la idea de una Asturias tan aislada como la suya. «A continuación, se enfadaría», teme García-Arango, al constatar que «habíamos utilizado su memoria para congelarla y sobre la base de ella, añadir a los defectos que él quería corregir -la vanidad y el orgullo, el localismo, el corporativismo, la endogamia, el servilismo y la prepotencia- el propósito de construir un modo de vida cimentado en el resentimiento». Jovellanos ya identificó que el asturiano de su época tenía aversión al riesgo, porfiaba de lo nuevo y prefería el fracaso de toda empresa que ayudara a la aldea vecina.

Contra ello, García-Arango reclamó una planificación ordenada de la región, casi científica, que aclare si el futuro pasa por la industria pesada o no, cuál es el papel de la agricultura, un área central «desde la libertad y el consenso de todos, no por imposición del Principado», y presupuestos para sostener los objetivos acordados. Envolviendo todo este sistema solicitó «crear un marco mental que erradique nuestra tradicional aversión al emprendimiento» y una legislación que deje de ser «una selva burocrática que someta a las empresas a la política». Solo «detrás de esto, al final, van ‘mis’ infraestructuras», situó.

La ZALIA

Ahí urgió «un leve empuje» a los accesos de Avilés y Gijón, y «una inversión no excesiva» como la que necesitan las cercanías, una gestión de las mismas que de verdad se coordine con el autobús. De la ZALIA dijo que estos espacios requieren ante todo una «capacidad de gestión para encaminar la logística y crear negocio», algo de lo que carece el polígono actual. «No tiene esa infraestructura inmaterial, madre de todo lo demás, ni funcionando, ni siquiera como estrategia. Eso es muy más grave que sus problemas físicos», lamentó.

Y en cuanto a El Musel animó a «buscar nuevos caminos para los huecos que dejarán en él unas previsiones graneleras que se inflaron, no sé si deliberadamente o por error». Captar nuevos tráficos pasa por «competir y a la vez colaborar» con el resto del cantábrico, esquema dentro del que la autopista del mar Gijón-Nantes «no deja de ser una anécdota. La ayuda de Puertos del Estado para reactivarla está siendo impagable, pero la solución para el futuro es gestionar nosotros».

Una mujer recibirá 4.278 euros del Ayuntamiento al caer en El Quirinal

La demandante introdujo el pie en una especie de canaleta que había en el suelo y que estaba rota por varias partes.

Una mujer recibirá una indemnización de 4.278 euros por parte del Ayuntamiento de Avilés como compensación por una caída en el aparcamiento del Quirinal, en la calle Fuero. Contra esta sentencia, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Oviedo, no cabe recurso, según explica la letrada Cristina Carnero Sierra.

Los hechos ocurrieron el 13 de junio de 2015, a la una de la mañana, cuando la demandante transitaba por el aparcamiento para recoger su vehículo estacionado e introdujo el pie en una especie de canaleta que había en el suelo y que se encontraba fracturada por varias partes. Como consecuencia de la caída, la peatón sufrió lesiones consistentes en la fractura del quinto metatarso del pie izquierdo y tuvo que permanecer de baja durante tres meses y medio, desde el 15 de junio hasta el 1 de octubre.

Ante el recurso de la mujer, el Ayuntamiento decidió su desestimación al entender que el desperfecto de la calzada se ubica en un lugar destinado al tránsito de vehículos donde el estándar de rendimiento del servicio no es el mismo que en las aceras destinadas al tránsito peatonal. Además, se trataba de un tramo recto, con buena climatología, y el desperfecto era visible de ir atento al deambular.

La sentencia recoge el informe del jefe de Mantenimiento municipal que reconoce un defecto den el pavimento: “Concretamente se trata de una pieza rota de las que forman la canaleta prefabricada de hormigón para drenaje superficial de aguas del aparcamiento, y que se señala como objeto de la caída”. Además añade que los desperfectos se repararán dentro del contrato de mejoras de 2016 que se estaba ejecutando entonces. También el jefe de la Sección de Aguas reconoce la existencia de una pieza de hormigón rota.

Según el relato de la sentencia, “todo lo anteriormente expuesto permite afirmar que el estado que presentaba la calzada era ciertamente deficiente, con una loseta hundida y fracturada, que la hacía peligrosa para los usuarios del aparcamiento, y que es causalmente imputable a la administración, pues no olvidemos que nos encontramos ante un aparcamiento en el que no existe habilitada una zona específica para el tránsito de peatones, lo que encarece la obligación de la administración en orden a su adecuada conservación”.

Así pues, el fallo considera que el deterioro de la calzada era algo “relevante”. No obstante, la sentencia también indica que a la demandante se le debería de exigir una mínima diligencia que le permitiera percibir la existencia del desperfecto en la calzada (claramente visible, ya que ocurre en una zona correctamente iluminada). Esto reduce a la mitad la cantidad que podría percibir la demandante, ya que se le considera responsable en un cincuenta por ciento del suceso ocurrido. Es habitual en este tipo de sentencias que se determine la culpabilidad parcial de los recurrentes, a la luz de su responsabilidad por no prestar suficiente atención al recorrido que realizaban.

Fuente: La Nueva España