El Foro Jovellanos insta a los grandes empresarios a apoyar el Corredor Atlántico

García-Arango rechaza tener «las infraestructuras de adorno, ver si falta algo y pedir de forma airada el cromo que no está para justificar nuestra inacción»

Hace un año el Foro Jovellanos se planteó una estrategia para acelerar la ejecución de los ejes ferroviarios que conectan los puertos de Galicia, Asturias y Cantabria. Tocaba armar un frente, similar a Ferrmed, el grupo de presión que reclama en Madrid y Bruselas que los fondos se concentren en culminar el Corredor Mediterráneo. Aquel empuje dio forma a una Plataforma Logística que están gestionando las patronales empresariales, «con prudencia, frugalidad y mínimo gasto». Así lo señaló ayer el presidente del Foro Jovellanos, Ignacio García-Arango Cienfuegos-Jovellanos, para reclamar que «toda la sociedad se una para luchar por nuestro futuro común, y eso solo se hace a lo grande».

El exingeniero jefe de la Demarcación de Carreteras reclamó medios, estudio y «dinero, pues las guerras se ganan, como dijo Napoleón, con dinero, dinero y dinero». Para evitar que todo caiga en «la derrota y la melancolía», en nombre del Foro Jovellanos solicitó que la Plataforma «sea encabezada por los grandes empresarios, que la doten y apoyen en sus actos».

García-Arango recordó que Ferrmed está teniendo éxito en parte porque en sus actos se sitúan, en primera fila, «gentes como don Francisco Roig y don Vicente Boluda. Nuestros líderes deberían poner un poquitín de su poder y de su dinero» en una empresa que «a medio plazo tendrá beneficios» para todos.

Reclama un «empuje» a los accesos de Gijón y Avilés y «buscar nuevos caminos» para El Musel

El llamamiento lo realizó el ingeniero en la conferencia que abrió el seminario Gerardo Turiel, organizado por Mijares Abogados, y que en este curso pondrá el acento en las infraestructuras de la región. La charla de García-Arango trató sobre las comunicaciones actuales y Jovellanos, un prócer que, recordó, «quería las infraestructuras como un factor que coadyuvase al progreso económico y nosotros debemos aprovechar lo que tenemos para progresar, no para tenerlas de adorno, mirarlas, ver si falta alguna y para justificar ante nosotros mismos nuestra inacción reclamar después, más o menos airadamente, el cromo que falta».

«Si uno se instala en el círculo vicioso de la autocompasión por los agravios ajenos, se naufraga en la esterilidad, que es todo lo contrario del comportamiento racional que preconizó Jovellanos», consideró. Si el ilustrado levantara la cabeza, entiende su descendiente que «se reiría un poco» al comprobar que hay quien quiere mantener la idea de una Asturias tan aislada como la suya. «A continuación, se enfadaría», teme García-Arango, al constatar que «habíamos utilizado su memoria para congelarla y sobre la base de ella, añadir a los defectos que él quería corregir -la vanidad y el orgullo, el localismo, el corporativismo, la endogamia, el servilismo y la prepotencia- el propósito de construir un modo de vida cimentado en el resentimiento». Jovellanos ya identificó que el asturiano de su época tenía aversión al riesgo, porfiaba de lo nuevo y prefería el fracaso de toda empresa que ayudara a la aldea vecina.

Contra ello, García-Arango reclamó una planificación ordenada de la región, casi científica, que aclare si el futuro pasa por la industria pesada o no, cuál es el papel de la agricultura, un área central «desde la libertad y el consenso de todos, no por imposición del Principado», y presupuestos para sostener los objetivos acordados. Envolviendo todo este sistema solicitó «crear un marco mental que erradique nuestra tradicional aversión al emprendimiento» y una legislación que deje de ser «una selva burocrática que someta a las empresas a la política». Solo «detrás de esto, al final, van ‘mis’ infraestructuras», situó.

La ZALIA

Ahí urgió «un leve empuje» a los accesos de Avilés y Gijón, y «una inversión no excesiva» como la que necesitan las cercanías, una gestión de las mismas que de verdad se coordine con el autobús. De la ZALIA dijo que estos espacios requieren ante todo una «capacidad de gestión para encaminar la logística y crear negocio», algo de lo que carece el polígono actual. «No tiene esa infraestructura inmaterial, madre de todo lo demás, ni funcionando, ni siquiera como estrategia. Eso es muy más grave que sus problemas físicos», lamentó.

Y en cuanto a El Musel animó a «buscar nuevos caminos para los huecos que dejarán en él unas previsiones graneleras que se inflaron, no sé si deliberadamente o por error». Captar nuevos tráficos pasa por «competir y a la vez colaborar» con el resto del cantábrico, esquema dentro del que la autopista del mar Gijón-Nantes «no deja de ser una anécdota. La ayuda de Puertos del Estado para reactivarla está siendo impagable, pero la solución para el futuro es gestionar nosotros».

Una mujer recibirá 4.278 euros del Ayuntamiento al caer en El Quirinal

La demandante introdujo el pie en una especie de canaleta que había en el suelo y que estaba rota por varias partes.

Una mujer recibirá una indemnización de 4.278 euros por parte del Ayuntamiento de Avilés como compensación por una caída en el aparcamiento del Quirinal, en la calle Fuero. Contra esta sentencia, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Oviedo, no cabe recurso, según explica la letrada Cristina Carnero Sierra.

Los hechos ocurrieron el 13 de junio de 2015, a la una de la mañana, cuando la demandante transitaba por el aparcamiento para recoger su vehículo estacionado e introdujo el pie en una especie de canaleta que había en el suelo y que se encontraba fracturada por varias partes. Como consecuencia de la caída, la peatón sufrió lesiones consistentes en la fractura del quinto metatarso del pie izquierdo y tuvo que permanecer de baja durante tres meses y medio, desde el 15 de junio hasta el 1 de octubre.

Ante el recurso de la mujer, el Ayuntamiento decidió su desestimación al entender que el desperfecto de la calzada se ubica en un lugar destinado al tránsito de vehículos donde el estándar de rendimiento del servicio no es el mismo que en las aceras destinadas al tránsito peatonal. Además, se trataba de un tramo recto, con buena climatología, y el desperfecto era visible de ir atento al deambular.

La sentencia recoge el informe del jefe de Mantenimiento municipal que reconoce un defecto den el pavimento: “Concretamente se trata de una pieza rota de las que forman la canaleta prefabricada de hormigón para drenaje superficial de aguas del aparcamiento, y que se señala como objeto de la caída”. Además añade que los desperfectos se repararán dentro del contrato de mejoras de 2016 que se estaba ejecutando entonces. También el jefe de la Sección de Aguas reconoce la existencia de una pieza de hormigón rota.

Según el relato de la sentencia, “todo lo anteriormente expuesto permite afirmar que el estado que presentaba la calzada era ciertamente deficiente, con una loseta hundida y fracturada, que la hacía peligrosa para los usuarios del aparcamiento, y que es causalmente imputable a la administración, pues no olvidemos que nos encontramos ante un aparcamiento en el que no existe habilitada una zona específica para el tránsito de peatones, lo que encarece la obligación de la administración en orden a su adecuada conservación”.

Así pues, el fallo considera que el deterioro de la calzada era algo “relevante”. No obstante, la sentencia también indica que a la demandante se le debería de exigir una mínima diligencia que le permitiera percibir la existencia del desperfecto en la calzada (claramente visible, ya que ocurre en una zona correctamente iluminada). Esto reduce a la mitad la cantidad que podría percibir la demandante, ya que se le considera responsable en un cincuenta por ciento del suceso ocurrido. Es habitual en este tipo de sentencias que se determine la culpabilidad parcial de los recurrentes, a la luz de su responsabilidad por no prestar suficiente atención al recorrido que realizaban.

Fuente: La Nueva España

Ignacio García-Arango abrirá el Seminario Gerardo Turiel el 20 de octubre.

Versará sobre el papel de las infraestructuras en la región y participará, entre otros, Francisco Álvarez-Cascos.

El seminario Gerardo Turiel calienta motores para lo que será su nuevo curso que comenzará el 20 de octubre. Son ya veintitrés ediciones y de nuevo el periódico EL COMERCIO volverá a colaborar con este seminario organizado por el bufete Mijares Abogados. En esta ocasión, la web del diario emitirá en directo las charlas que dotarán de contenido al seminario.

‘Las infraestructuras y las comunicaciones en la Asturias del siglo XXI’ será el tema troncal sobre el que girarán los coloquios. El primer invitado al seminario Gerardo Turiel será el presidente del Foro Jovellanos e ingeniero de Caminos, Ignacio García-Arango y Cienfuegos Jovellanos. Su participación en la charla inaugural, el día 20 de octubre, no es baladí. Familiar de Gaspar Melchor de Jovellanos, analizará las infraestructuras asturianas en el presente siglo relacionadas con las de la época del ilustrado, en el siglo XVIII.

Francisco Álvarez-Cascos será el protagonista de la charla que tendrá lugar el 8 de noviembre. El exministro de Infraestructuras y expresidente del Principado de Asturias abordará el papel clave que cumplen las comunicaciones para la competitividad, convergencia y cohesión de Asturias.

El seminario Gerardo Turiel también analizará el marco territorial de las infraestructuras en la región de la mano del profesor de la Universidad de Oviedo, Aladino Fernández. La sociología en materia de comunicaciones será el tema del que hablará Fernando Sánchez Bravo-Villasante el 15 de diciembre.

El nuevo año traerá consigo el análisis de la alta velocidad y las cercanías a cargo del exdirector general de FCC-Construcción. Del transporte de viajeros y la intermodalidad hablará Javier Carbajo de la Fuente, vicepresidente de ALSA.

El aeropuerto, los puertos marítimos, la planificación hidráulica y las telecomunicaciones completarán el ciclo de conferencias que se cerrará el 18 de mayo con el XV Módulo de Campo de Derecho Consuetudinario a cargo de Ignacio Arias.

Fuente: El comercio

Ver programación del curso

Por |septiembre 14th, 2017|Noticias|

El Ayuntamiento, condenado a devolver 3.735 euros de la plusvalía de un piso

El juez permite a un vecino de Montecerrao que vendió en pérdidas recuperar el impuesto tras acreditar los detalles con el informe de tasación.

El Ayuntamiento de Oviedo acaba de ser condenado a devolver a un ciudadano 3.735,78 euros correspondientes a la liquidación del Impuesto del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, la conocida como plusvalía. La sentencia, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Oviedo, estimó la reclamación de un vecino de Montecerrao que vendió un piso con trastero y dos plazas de garaje por un precio inferior al de su compra inicial. El fallo condena también al Consistorio al pago de los interses de demora. Además, contra el fallo del juzgado del que es titular el magistrado David Ordóñez Solís, no cabe recurso.

Se trata de la segunda resolución judicial en este sentido contra el Ayuntamiento de Oviedo. La anterior, del año pasado, fue de la magistrada Pilar García Cellanes, que también condenó al Consistorio a devolver la plusvalía.

Estas dos sentencias son ejemplo que la nueva situación que se dibuja tras un reciente fallo del Tribunal Constitucional, que consideró contrario a la Carta Magna que aquellos ciudadanos obligados por el mercado a vender en pérdidas tuviesen que abonar el impuesto. La sentencia franquea el paso para que, al menos parte de los propietarios que durante la crisis se vieron en la situación de vender por menos dinero del que compraron reclamen a los ayuntamientos la devolución del gravamen. Según algunas interpretaciones de juristas, el fallo también podría favorecer en algunos casos a los herederos.

Esta sentencia puede afectar a las transacciones que se realizaron desde hace cuatro años, siempore y cuando las operaciones estén acreditadas por otras pruebas, como la valoración de un tasador. El fallo del juzagado del que es titular David Ordóñez se basó, en parte, en las normas forales de Álava y Guipúzcoa que regulan este impuesto, sobre las que el Tribunal Constitucional se pronunció en dos ocasiones.

La tendencia

“Esta sentencia tiene en cuenta los dos pronunciamientos del Tribunal Constitucional, y analiza también la jurisprudencia de los jugados de lo contencionso-administrativo y de estas mismas salas del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, haciendo ver que la tendencia mayoritaria de la jurisprudencia tiende a estimar este tipo de recursos, siempre y cuando, se acredite fehacientemente que no se ha producido el incremento del valor”, advirtió Pelayo Fernández-Mijares, letrado del vecino de Montecerrao que ha ganado el pleito al Ayuntamiento. Pero eso sí, insistió, “para ello no basta con aportar simplemente las escrituras de compra y de venta del inmueble, sino que debe apoyarse en otras pruebas, como en las de este caso que se sustentaron en un informe de tasación”.

Fuente: www.lne.es

No caigamos en la tentación de congelar Oviedo como un museo

El arquitecto José Ramón Fernández Molina defiende en el seminario Gerardo Turiel una transformación urbana que aúne el patrimonio histórico con la innovación.

Ver noticia completa en El Comercio