La sentencia señala la «nula voluntad del Ayuntamiento en resolver el problema» en años y tendrá que pagar a la afectada 36.000 euros.

Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 6 de Oviedo condena al Ayuntamiento de Langreo a asumir su responsabilidad patrimonial e indemnizar a una vecina del distrito de La Felguera con la suma de 36.000 euros por soportar desde diciembre de 2012 a noviembre de 2018 los ruidos provenientes, en horario nocturno, de una panadería situada el bajo de su edificio.

La sentencia cree probado que el Consistorio langreano fue permisivo, durante años, con la situación de la demandante, que llevaba quejándose de los ruidos que había en su domicilio, en el que vivía con una tía dependiente y con un hermano con un grado de discapacidad del 83%, procedentes del negocio que estaba en el bajo. El Ayuntamiento de Langreo solicitó la desestimación de la demanda alegando que había adoptado las medidas oportunas para solucionar el problema, y por considerar que la demandante «no había acreditado la existencia de un daño real y efectivo».

La primera denuncia de la demandante data de diciembre de 2012, y hubo más a lo largo de seis años. Tiempo en el que se considera «la escasa o nula voluntad del Ayuntamiento de corregir las deficiencias, los inherentes perjuicios a la salud de los ocupantes de la vivienda, que no podían dormir. El ruido denunciado provocó insomnio y ansiedad», apunta el dictamen judicial.

El Consistorio por resolución de Alcaldía acordó el 16 de diciembre de 2016 ordenar la clausura del obrador. Se le dio un mes de plazo pero el cierre no fue efectivo hasta noviembre de 2018, según recoge la sentencia. Ante esta sentencia de treinta de septiembre cabe recurso de apelación.

Fuente: El Comercio