El director general de Infraestructuras quiere una de esas lanzaderas cada 12 minutos y anuncia 630 millones para arreglar carreteras hasta 2030

Sobran carreteras en Asturias? «Tenemos un ratio de vías por kilómetro cuadrado que es un 20% superior al de España y muy superior al de la Unión Europea», concedió ayer José María Pertierra de la Uz, director general de Infraestructuras del Principado. «Eso no significa que tengamos una red suficiente; hay un gran desequilibrio, con una mayor densidad de autovías en el área central y un gran déficit de accesibilidad en las zonas alejadas», matizó. Alrededor del 12% del territorio sigue a más de media hora de viaje de una autovía. Esas ‘zonas de sombra’ están en el suroccidente y en la zona de Picos de Europa.

En su conferencia en el seminario Gerardo Turiel, que organiza Mijares Abogados y retransmite ELCOMERCIO.es, Pertierra de la Uz propuso resolver esa situación con dos ejes norte-sur en ambas alas. Hacia el occidente «la conexión Canero-La Espina-Cangas de Onís y conectando con la A-6 a través de Ponferrada». En el occidente «la conexión de la autovía del cantábrico con ArriondasCangas de Onís y por la carretera del Pontón conectar con Castilla y León».

Estos dos ejes no solventarían todos los problemas. «Los ciudadanos de Cangas del Narcea tardan más de una hora en llegar al Hospital de Jarrio, casi es preferible ponerles un helicóptero que llevarles por carretera; hay que articular una vía que aproxime esa gran zona a Navia», señaló. En el corredor del Nalón los planes del Principado pasan por prolongarlo «hasta Pola de Laviana; hay zonas ya con más de 20.000 vehículos al día lo que por cuestión de seguridad hay que hacerlo».

El director general de Infraestructuras abordó también la ampliación de la ‘Y’ con un tercer carril, proyecto que el Ministerio de Fomento tiene en estudio. «Es necesario aprovechar para conectar con la AS-II en el alto de Robledo», indicó. De esta autovía autonómica entre Oviedo y Gijón negó que estuviera infrautilizada: «Tiene entre 18.000 y 31.000 vehículos al día en función del tramo, eso es casi mil coches más al día que el tramo Tordesillas-Villalpando y no lo comparo con Gijón-Villaviciosa». El primer ejemplo tiene un tráfico de que ronda las 17.000 circulaciones diarias; el segundo, no pasa de los 26.000.

El ingeniero admitió que la urgencia de ampliar la ‘Y’ puede matizarse si fructifica una de las propuestas hechas al Ministerio de Fomento: «En las horas punta, nuestro plan de infraestructuras apuesta por lanzaderas que unan Oviedo y Gijón en tiempos de viaje de 18 minutos, y con frecuencias cada 12 minutos». Sería una alternativa ante la cual «el coche no es competitivo». Por ahora el departamento que rige Íñigo de la Serna se ha limitado a anunciar un incremento de frecuencias entre Oviedo y Avilés.

Baches pendientes

En lo que atañe a su cartera, Pertierra de la Uz recordó que ese Plan autonómico de Infraestructuras 2015-2030 contempla la mejora o ensanche de 636 kilómetros de carreteras, lo que exige 300 millones. «Parte de la red autonómica proviene de la extinta Diputación y ahora hay que adaptarla a unos ciertos canones geométricos», comentó. El proyecto contempla también 330 millones para arreglar otros 3.340 kilómetros, lo que supone el 79,7% de toda la red de la que es responsable la administración regional. «La conservación siempre fue mi pelea», dijo. De momento ha logrado dedicar a ella más de la mitad del presupuesto de carreteras.

«Uno de cada cuatro accidentes en la red es por atropello de fauna y nos preocupa», confió. El director general aseguró que los jabalíes ya no rompen los cierres puestos en las autovías «pero se nos cuelan por los enlaces; estamos estudiando qué medida podemos adoptar ahí», dijo.

Fuente: El Comercio