EL IMPUESTO DE SUCESIONES DEBE DECLARARSE EN LOS SEIS MESES POSTERIORES AL FALLECIMIENTO DE UNA PERSONA

En Mijares Abogados conocemos muy bien este tipo de problemática, así disponemos de abogados de familia expertos en la materia para poder asesorarles al respecto.

El impuesto de sucesiones, aunque se regula por ley general y es de ámbito nacional, cada Comunidad Autónoma tiene potestad normativa en cuanto a la aplicación de la tarifa de impuesto.

Para hacer el impuesto se tienen seis meses desde el fallecimiento del causante. En el impuesto se establece la base imponible que es el valor total de la herencia (inmuebles, cuentas, acciones, deudas…). A dicha base se le aplicará posteriormente la tarifa del impuesto, dependiendo del patrimonio preexistente que tuviera el heredero. Aun, así como en cualquier impuesto existen las reducciones, deducciones y exenciones.

En el mismo impuesto, se realiza la partición de la herencia que depende siempre de si el testador tenía testamento o no. Cada heredero recibe su cuota hereditaria, que, dependiendo de la relación de parentesco saldrá o no a pagar. Por ejemplo los herederos forzosos (madres, hijos, padres o cónyuge), sino sobrepasa los 300.000 euros la cuota de cada heredero, quedaría exento del pago a los Servicios Tributarios.

Si usted necesita liquidar el impuesto de sucesiones, tanto en Asturias como en cualquier otra Comunidad Autónoma, no dude en contactarnos.

Para mayor información, detalle, y asesoramiento en el caso concreto quedamos a su disposición en nuestros despachos, e-mail, y en nuestras #rrss.

Contacte con nosotros y solicite su consulta en info@mijaresabogados.es o en el 985 213 722.

Leave a Reply